domingo, 24 de enero de 2016

[La memoria de los Sábados] Sobres de soldaditos

Los que hoy estamos ya en la crisis de los 40 o acabándola y crecimos jugando mas con la imaginación de nuestras jóvenes mentes, que con la imaginación de las mentes artificiales que hoy nos "saturan" y saturan a nuestros jóvenes, nos divertíamos con cualquier cosa o al menos no eramos tan sofisticados.
Esta semana un compañero de trabajo nos trajo una bolsa llena de aquellos soldaditos que se vendían en sobres de 5 pesetas en cualquier kiosko de chuches. Nos había oído hablar de ellos y como su madre venia de visita, es Argentino y recordaba que el tenia, le pidió que se los buscara y se los trajera y asi fue eran exactamente los mismos que recordábamos.





Desde que se puso de moda lo de la generación "ni,ni" yo siempre lo digo, nosotros fuimos los "ni,ni" de los sin consolas y sin Internet, bueno sin consolas tampoco pero no era lo mismo, aunque mi ATARI 2600 tiro humo del uso no es comparable a la calidad de nuestros tiempos pero tenia su encanto.





Volviendo a los soldaditos de plástico fueron uno de los juguetes mas "simples" que tuve y en cambio fue el mas usado y disfrutado, combates épicos de un reducido numero de tropas en una fortaleza (el EXIN CASTILLOS iba de lujo) contra un ejercito apabullante de atacantes.
Los sobres mas populares fueron los sobres; Monta-Plex, aquellos sobres sorpresa contenían tropas o vehículos de temática muy variada, desde la Segunda Guerra Mundial, pasando por la Legión Francesa y tropas Árabes, la Guerra de Secesión Americana, indios y vaqueros, tropas Napoleónicas, tanques, barcos, aviones, en definitiva una enorme variedad de opciones de tropas.



Su tamaño y su bajo coste me venían como anillo al dedo para realizar enormes batallas en el rellano de la escalera o en el comedor y ocurría lo mismo a la hora de guardarlos con unas cajas de galletas metálicas cabían todos y se podían guardar en cualquier armario.
Pese al paso del tiempo y la gran oferta de marcas de miniaturas que tenemos hoy en día, la verdad tengo un poco de morriña, en definitiva fue mi primer "juego de miniaturas".

2 comentarios:

  1. Qué tiempos aquellos, en los que la imaginación eran los bits que hoy saturan nuestro cerebro.

    ResponderEliminar
  2. Pues si, además creo que éramos más "creativos", más curiosos, también es cierto que las nuevas tecnologías aportan más rápidamente información y entretenimiento

    ResponderEliminar