martes, 22 de noviembre de 2016

[Viajes] Normandía: Cementerio Americano - Batteries des Longues -Bayeux. PARTE III

Quedaba prácticamente solo una mañana para ver algunas cosas mas y salir hacia París para coger el avión de vuelta a España, salíamos a las 20:00 h y al menos dos horas o mas había que estar en el aeropuerto, ya que no solo era embarcar, era devolver el coche y evitar cualquier imprevisto que se pudiera dar y poner en peligro el embarque.
Antes de visitar el cementerio Americano vimos el mueso dedicado a los paracaidistas de la 101ª división aerotransportada Americana.




Como los anteriores que habíamos visitado, muy bien documentados y cuidado hasta el ultimo detalle, posiblemente la unidad que mas se conoce, por el cine y peso histórico en la contienda, no solo en el desembarco también en otros combates hasta el final de la guerra, que como premio se les permitió ser los primeros en entrar en el nido de águilas.




Después de visitar el museo nos dirigimos al cementerio Americano, antes de entrar dimos una vuelta por los alrededores de otro de los museos que habían a la entrada de la carretera que daba al cementerio.



Una vez en el cementerio entras por una sala de exposición después de atravesar un arco de seguridad, la exposición fue con el cementerio lo mas impactante del viaje, no se si muchos lo habrán visto o mejor dicho sentido asi pero el escenario crea un ambiente de solemnidad y tristeza que nunca me había causado ningún recinto o monumento que represente cualquier suceso histórico acontecido, que pena que no hayamos aprendido mucho del sacrificio de aquellos hombres que lucharon por la libertad y la democracia y sigamos enzarzados en guerras por el poder y el dinero.
Allí yacen en sus tumbas 9387 soldados estadounidenses y un monumento conmemorativo a  otros 1557  que sus restos nunca fueron encontrados.



Una vez fuera ves una extensión enorme de verde contra blanco en perfecta sincronización, rota por el camino rojizo que bordea el cementerio y marca el comienzo del acantilado que domina la playa de Omaha Beach.











Aunque la visita fue rápida no nos dejamos nada por ver y rumbo a las baterías, con alguna que otra parada.


Medio siglo después las grandes baterías Alemanas siguen donde estaban, en sus colosales emplazamientos de cemento, son las únicas armas de gran calibre que aun se pueden ver en las costas de Normandía.






Ya se acercaba la hora de comer y pusimos rumbo a Bayeux con la mirada puesta en el reloj, al menos pese a estar nublado todo el día y con nubes de lluvia apenas cayeron cuatro gotas y cuando lo hicieron estábamos en el coche. Aun tuvimos tiempo de dar una vuelta por ella y poder visitar la impresionante Catedral de la ciudad. Delante de ella pudimos disfrutar de los famosos crepes de la zona.





Y en Bayeux acabo la ruta por Normandía, como he dicho anteriormente dos noches, que es un día entero en la zona es poco tiempo para ver todo, aun asi mas que satisfecho por los lugares visitados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario