domingo, 23 de diciembre de 2012

Elfos Silvanos & Hordas del Caos

Aburridos de la Octava decidimos jugar una partida con los antiguos Codex y reglas de la séptima.


José (Minumar) con Hordas del Caos, quería cambiar un poco, sus Enanos se quedaron en casa y le "preste" a mis Oscuras huestes para jugar con todo pintado y enfrente mis Silvanos preparados para proteger su bosque.


La iniciativa se la llevo el Señor del Caos que lanzo a todas sus tropas hacia el río para cruzarlo lo más rápido posible y minimizar la puntería de los arqueros Asur, salvo los Mastines de Khorne que tuvieron que girarse para proteger el flanco donde se hallaban los Forestales, pese a la furia de los Mastines solo llegaron dos a cargar contra los Forestales, la letalidad de sus arcos mermando la unidad dejándola por debajo de la mitad de sus efectivos iniciales, los Forestales vendieron cara su vida aguantando a los Mastines tres turnos.



Pese a que no es habitual en el ejercito Silvano las cargas frontales, mi mal despliegue me obligo a cargar con los Kournos a los Ogros Dragón y con los Bailarines y una unidad de Dríades a la unidad de Caballeros del Caos con el Señor del Caos en ella, mis Kournos pasaron por encima de los Ogros Dragón, pero en la otra carga apenas llegaron bailarines a la unidad enemiga y si añadimos que los Señores del Caos son unas autenticas trituradoras de carne mis unidades fueron totalmente arrasadas.
Por otro lado mis arqueros aguantaron la carga de los Jinetes Barbaros y no solo la aguantaron durante dos turnos sino que acabaron venciendo en los posteriores combates cuerpo a cuerpo.



En el otro flanco la otra unidad de Caballeros del Caos y Guerreros del Caos sufrieron dispares resultados, mientras los Guerreros del Caos con un Paladín y un Mago dentro de la unidad fueron totalmente asaltados por todos sus flancos y eliminados cierto que antes dieron cuenta del Hombre Árbol, los Caballeros del Caos dieron cuenta de los Arbóreos y una unidad de Dríades.
Al final una Victoria Marginal para mis Silvanos que vivieron sobre todo de pasar todos los chequeos de desmoralización menos el de los Bailarines y Dríades que hay me hizo falta un doble uno y como siempre cuando nos juntamos los de la Hermandad partida muy divertida y trepidante.



Nota: Lo siento por la Octaba pero pocas veces me parece que le metermos mano, lo siento porque es la unica que me he comprado el libro de 50 pavos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario