lunes, 26 de septiembre de 2011

NAC

Mis primeros juegos de tablero fueron de esta marca Española, esta semana leyendo un artículo de la revista WarGames juegos y estrategia me desvelo una duda que tenía en el subconsciente, la portada del juego el día mas largo era una foto de un desembarco en el Pacifico es una pijada pero eso te da un adelanto de lo que es el juego, la verdad que cuando lo compre y empecé a jugar lo pase muy bien, rigor histórico cero pero cuando salían las fichitas negras de la SS tirabas otra vez al mar a los aliados.




El otro juego de NAC que tuve fue el duelo de las águilas, si en el desembarco de Normandía no había simulación ninguna había que cogerse a este, nada es decir mucho de la simulación de un combate aéreo, de todas formas como he comentado antes me lo pase muy bien ya que por aquellos años (1981-1987) y con 13-14 años eran la panacea de los juegos de guerra, hoy en día están totalmente desfasados pero el recuerdo de esas partidas me dejan un buen sabor de boca.

Lo mejor: Que puedes ganar con los Alemanes.
Lo peor: La poca rigurosidad histórica, que convierte el juego en un devenir de fichas sin ton ni son.

PUNTUACION: 5

miércoles, 14 de septiembre de 2011

Warhammer II

La quinta edición quizá fue el comienzo del Bum aquí en España o por lo menos en Valencia la edición de Bretonianos y Lagartos, no fue la edición que más he jugado pero fueron las primeras partidas que jugué, la verdad un poco "extrañas" ya que planteábamos partidas de muchos puntos sin apenas miniaturas, entonces te veías en la mesa; Bretonia, Hombres Lagarto y enanos, contra Caos y Orcos, bueno la verdad que lo importante era jugar, no recuerdo mucho del reglamento y nada de los Codex ya que creo que solo teníamos los del Caos y Hombres Lagarto.



La Sexta edición ya fue otra cosa personalmente unas reglas bastante "equilibradas" si en este juego alguna vez ha habido equilibrio, el único pero los Codex que habían algo obsoletos y como una tónica que se empezó a poner de moda en GW los Codex nuevos provocaban un desequilibrio unas veces mayor otra menor entre los distintos ejércitos algo que en la siguiente edición fue bárbaro, otro punto negro en el reglamento era las reglas de las tropas hostigadoras y los chequeos de miedo y pánico.
Los hostigadores tenían carta blanca para hacer cualquier cosa provocando que las listas de ejércitos que tenían varias de estas unidades abusaran de estas.
Y respecto a los chequeos de miedo y pánico eran exagerados, yo en una partida contra Condes, llegue a chequear 5 veces seguidas con la misma unidad, unos de los absurdos de esta edición.